Super Bowl: Denver sorprendió a Carolina en medio de un show notable

 

descarga

 

Un show que se supera con el correr de los años y no deja de deslumbrar fue el marco en el cual Los Broncos de Denver, que ganaron su primer título en 17 temporadas, derrotaron a los Panthers de Carolina por 24 a 10. El espectáculo, como es habitual, contó con figuras de talla mundial y causó furor en el mundo.

La gran final, como se sabe,  excede los límites de lo deportivo. Para muestra basta decir que la cantante Lady Gaga se encargó de dar inicio a la final al cantar el el Himno Nacional en el “Levi’s Stadium”, en Santa Clara (California).

Extrañamente, Lady Gaga vistió de la manera más sobria en toda su carrera con un traje sastre de color rojo escarlata con brillos. Acompañada con piano y usando maquillaje de color rojo brillante en los párpados, y cabello platinado, cantó el himno mientras ambos equipos estaban presentes esperando del inicio del partido. En tanto, la actriz Marlee Matlin siguió la letra del Himno con el lenguaje especial para sordos.

Otra de las figuras destacadas que se hicieron presentes en Santa Clara fue Stephen Curry. La estrella de Golden State en la NBA apareció en el campo de juego en la previa con la camiseta de su equipo, Carolina. El entretiempo tuvo un despliegue notable, con figuras de la talla de Cold Play, Mark Ronson, Bruno Mars y Beyonce.

Coldplay cantó fragmentos de algunos de sus hits como “Viva la Vida” y “Paradise”, así como su nuevo tema “Adventure of a Lifetime”. A la banda británica liderada por Chris Martin se unieron luego Bruno Mars, que cantó “Uptown Funk”, Beyoncé, que presentó su flamante canción “Formation”, y el DJ Mark Ronson.

También formó parte del colorido espectáculo, que contó con un escenario psicodélico que iba cambiando de colores y un grandilocuente despliegue de fuegos artificiales, el director venezolano Gustavo Dudamel junto a la orquesta juvenil de Los Angeles.

Uno de los momentos más emotivos estuvo a cargo de Chris Martin, que tocó en el piano “Fix You” mientras una pantalla transmitía las actuaciones pasadas de otros artistas en el medio tiempo del Superbowl, desde Katy Perry el año pasado hasta los Rolling Stones o los ya fallecidos Whitney Houston y Michael Jackson.  El cierre estuvo a cargo de los tres artistas, que cantaron abrazados ante la multitud.

Este el mayor espectáculo comercial de Estados Unidos con coletazos en el mundo entero y para eso basta revisar algunos de sus “números” para tomar conciencia de su dimensión:

68.500 asientos tiene el estadio Levi’s de Santa Clara pero sólo 7 mil se vendieron al público y en el mercado negro se llegaron a vender a 5 mil dólares cada uno de ellos.

1.300.000.000 alitas de pollo se consumen en el país durante el partido y además también se comen 5 millones de papas fritas.

5.000.000 dólares cuesta, en promedio, un espacio para anuncios publicitarios de unos 30 segundos durante el evento.

70 cámaras se utilizaron en el despliegue técnico para transmitir el partido.

Para celebrar el 50° aniversario del partido la NFL rompió por primera vez con su tradición de utilizar números romanos para denominar el evento y utilizó los números arábigos. La razón fue contundente: el 50 en números romanos es “L” y la “L”, en inglés, es sinónimo de “looser” (perdedor)…

La gran sorpresa de Denver

En cuanto al juego, la ofensiva más potente ante la mejor defensa, el explosivo Cam Newton frente al veterano Peyton Manning, un equipo hambriento de su primer título contra otro lleno de experiencia: eso es lo que ofreció el 50° Super Bowl, con el duelo de contrastes entre Carolina Panthers y Denver Broncos. El evento deportivo preferido de los estadounidenses arrancó de manera pareja y sorpresiva, ya que los favoritos comenzaron perdiendo por 10 tantos. En el primer período, Von Miller capturó a Cam Newton y Malik Jackson recuperó el balón suelto en la zona de anotación para que los Broncos tomaran dicha ventaja.

Fue una sorpresa ya que Carolina había superado por 55-7 a sus rivales en el primer tiempo en los playoffs previo al partido por el campeonato. Los Panthers lograron descontar con un touchdown y conversión, pero un posterior gol de campo de los Broncos pusieron el 13-7 que sentenció el primer tiempo. Denver supo mantener la ventaja (Brandon Mc Manus anotó un gol de campo y Graham Gano hizo lo propio para Carolina) y aseguró el triunfo cuando, a tres minutos del final capitalizó desaciertos defensivos de Carolina y C.J. Anderson anotó el touchdown decisivo.

 

Clarin

FacebooktwitterFacebooktwitter

Comentarios

comments